sábado , 13 julio 2024
Home Editorial Bautismos en el deporte: ¿un ritual que pasó de moda?
Editorial

Bautismos en el deporte: ¿un ritual que pasó de moda?

Por Matías Zouvi

Por Matías Zouvi

Hablar de deporte generalmente es recordar momentos agradables de la niñez, de enseñanza, más allá del resultado. Una práctica que garantiza el bienestar individual y colectivo como así también el crecimiento como persona.

Aunque también en el último tiempo para muchos jóvenes pasar de categoría o llegar a la primera división de un equipo ha sido traumático. Es que en casi todos los clubes sufren esta práctica mal llamada bautismo.

Este ritual dejó de ser exclusivamente del fútbol o del rugby y al día de hoy se puede apreciar en una decena de deportes colectivos.

Tal es el caso del hockey que ante el ascenso de categoría o participación por primera vez en la selección provincial llegan los cortes de cabello ridículo o hasta teñir a las “nuevas” de la categoría con agua oxigenada.

En el último tiempo se han visto los bautismos más crueles, desde escupitajos, golpizas, cortes, todos agresivos pero justificados porque se realizan en un contexto festivo que lo justifica.

Misiones no es la excepción y en muchos clubes es una práctica habitual aprobada por directivos o integrantes del cuerpo técnico. En todos los casos se busca que el otro pase vergüenza para divertir a los mayores de la categoría.

La sociedad ha evolucionado muchísimo en una infinidad de cuestiones y Argentina se ha transformado en bandera a la hora de crear leyes de igualdad, respeto a las diversidades y los derechos de sus habitantes.

Pero si esto se traslada al deporte, en nuestro parecer se ha involucionado. Son cada vez más las bromas pesadas que hay destinadas a los más chicos, cuando debería ser al revés… a ellos habría que cuidarlos.

Ahora nuestra pregunta es ¿hasta cuándo este ritual seguirá estando de moda?

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Articles

Ser periodista, una pasión

Por Carlos García Coni Ser periodista es entregar con pasión, la vida...

¿De dónde nace la pasión por un equipo?

Por Matías Zouvi En varias oportunidades escuché la frase que se puede...

Niños y adolescentes en el gimnasio

*Por Milagros Romero, entrenadora física